Páginas vistas en total

domingo, 30 de diciembre de 2012

On the edge ______________________ .

Los que viven - Los que lo intentan.
Los que sueñan - Los que duermen.
Los valientes - Los cobardes.
Los sensatos - Los dementes.
Los que olvidan - Los que recuerdan.
Los amantes del orden - Los que son presa del caos.
Los que enseñan - Los que aprenden.
Los que tienen los pies en la tierra - Los que tienen los zapatos en la tierra y la cabeza en las nubes.
Los que se ríen - Los que provocan que te rías.
Los tuyos - Los demás.
Los que buscan y encuentran - Los que se pierden buscándose.
Los que poseen la felicidad - Los que son felices buscándola.

Existe una línea que divide el mundo en dos mitades que no son precisamente iguales. La mayoría de las personas sabe a cuál pertenece, y si no lo sabe se hace una ligera idea. El resto, la minoría, no tiene ni idea de en qué mitad incluirse... y algunos como yo, caminamos descalzos por la línea sintiendo en nuestras plantas de los pies que a cada nuevo paso avanzamos, pero sin saber muy bien hacia dónde.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Tal vez, ¿has pensado en renunciar? Yo aún no... Tal vez, ¿te conseguiste equilibrar? Yo aún no.

Y voy dando bandazos de un extremo a otro, porque la extrema normalidad nos incita a ser inmortales y ligeras, rozando lo excepcional y único. ¿Por qué piensas que puedes clasificarme? No soy un bicho al que puedas etiquetar según el veneno con el que mata. No soy tu próximo experimento, y mucho menos, un vaso de agua medio vacío. Soy un pájaro de mil colores que había olvidado el sonido de su propio batir de alas, pero que con el último vuelo raso acaba de recordarlo. Y así, dicho en plural somos una bandada de miles que sólo buscan despegar sus zapatos del asfalto y marcharse lejos.
Marchémonos muy lejos.


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Por tus minutos en mis horas.



Por el lunar de tu barbilla.
Por tus manos en mi espalda.
Por el piti de después.
Por sacarte una sonrisa.
Por provocarme dos.
Por ese beso en mi portal.
Por encontrarte cuando te busco.
Por no juzgarme.
Por apoyarme en todo lo que hago.
Por entender a una persona tan complicada como yo.
Por necesitarnos.
Por los buenos momentos.
Por los malos.
Por los que vendrán.
¿Por cuánto tiempo?
Por todo el tiempo del mundo.

Que 365 solo sean el principio de nuestra historia.
3 de diciembre de 2011

lunes, 12 de noviembre de 2012

Noviembre.

No me gustan los días grises. O sol espléndido o lluvia torrencial; o blanco o negro. Nada de dormirse en un término medio. Pero yo... yo me he dormido... el verano me cerró los ojos y el otoño acaba de despertarme. Como en un sueño, he rodado sin control sobre la hierba y ahora las manchas no salen. No recuerdo en qué momento decidí dejar de pensar, no recuerdo absolutamente nada. Y una voz en mi cabeza me repite todos los días:  estarás contenta, ¿no?  Yo, callada, recapacito y me doy cuenta de que no se puede estar peor.

He tocado fondo y me he dedicado a seguir cavando mi propia fosa. He gritado muy fuerte para no escucharme a mí misma pidiendo ayuda. He corrido en dirección contraria a lo que pedía el cuerpo. Me he sentado a mirar, como una espectadora más, la película de una vida que lleva mi nombre. Y ahora que todo está roto y sin brillo me despierto para arreglarlo y colocar cada cosa en su sitio.
Porque el en fondo, nunca me he ido.

I'm the hero fo this story.
I don't need to be saved.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Sigue ahí.

Un ángel se sentó en el borde de su cama aquella noche. Llovía.
- ¿Por qué lloras?
Porque ayer estabas, y hoy ya no estás.

Pasaron horas y no se dijeron ni una palabra. Simplemente se miraban a los ojos, en silencio, diciéndose con la mirada lo mucho que iban a echarse de menos. Miraban con aplomo las entradas del próximo concierto al que irían juntas...y recordaban el último en el que estuvieron. A eso de las 04:21 empezaron a hacerse preguntas sobre el futuro, si sería o no azul. Cerraron la puerta con pestillo y dejaron fuera a la tristeza para reírse a carcajadas el resto de la noche. ¿La muerte? ¿Qué es eso? Sólo cuando empezó a salir el sol por el horizonte se acordaron de ella. Era la hora de despedirse, la hora de descansar. Una solo dormiría unas horas...la otra para siempre. Se fundieron en un abrazo inmaterial, el abrazo más largo del mundo, el más sincero.

- Tengo que irme, pero prométeme que estarás bien. Nunca le des explicaciones a nadie, haz lo que creas que es lo correcto y por Dios: equivócate muchas veces, aprende. Disfruta. Ríe. Sueña. Vive.
+ Lo prometo.




______________________________________________________________________
Nota: con todos mis respetos, este texto va dedicado a K. y en especial a todas aquellas personas que todavía la sentís cerca. Alba, te quiero muchísimo y solo quiero que estés bien. Gracias por darme la oportunidad de conocerla, era una gran persona. Ahora descansa en paz.

martes, 23 de octubre de 2012

Eres mi bicho

Tengo una pulsera suya en mi muñeca derecha. Tengo un montón de chicles esperando acabar en su bolsillo por haberme ganado todas las apuestas. Tengo sus ojos clavados en mi nuca cuando cruzo con mala cara la pista, y tengo un guiño justo después que dice...''venga que tú puedes.'' Tengo la seguridad de poder contarle cualquier secreto y que me lo guarde, como yo me guardo los suyos donde nadie pueda verlos. Tengo la garantía de que siempre va a apoyarme en todo lo que haga. Tengo muchos recuerdos con ella; el susto que me dio en el campamento de Gerona '08, la trencita de hilo que cuelga de su corcho, la desesperación que nos entró en los baños de Moaña cuando no éramos capaces de desenredar ese moño tan estupendo que yo misma le había peinado, una noche de tren sin dormir, su cabecita apoyada en mi hombro y alguna que otra lágrima. Tengo la mano desgastada de tantas veces que me ha tendido la suya para levantarme del suelo. Tengo su sonrisa como el objetivo diario. Tengo demasiadas ganas de conservarla a mi lado. Por tener, tengo hasta la misma fecha de nacimiento!:
9 de mayo. 





Tengo una hermana pequeña, se llama Eme. 
Y tengo una suerte increíble de tenerla.



martes, 9 de octubre de 2012

Somos el tiempo que nos queda

Podría escribir sobre el tiempo páginas y páginas enteras de mi cuaderno, donde nacen mis palabras más sinceras. Sinceramente, pintaría el pasado como todo lo que me construye ahora, como los cimientos que sujetan el castillo de naipes que compone mi vida. Ya sean buenos o malos, los recuerdos es lo único que nadie nos podrá arrebatar nunca. Podrán robarnos el coche recién lavado, la paga de Navidad, el móvil en un descuido en el autobús...  El mismo tiempo podrá llevarse a un amigo, a dos; a un ser querido, a un amor. Pero lo que nunca morirán serán nuestros recuerdos, y nadie se los llevará porque son esencialmente nuestros.  Ese día en el parque, cuando jugando al fútbol te caíste, y tu madre tuvo que llevarte corriendo a urgencias a que te dieran siete puntos en la barbilla.  El olor de las rosquillas de la abuela recién hechas.  El primer beso escondidos debajo de un abrigo en el patio del colegio.  El sabor del primer suspenso en matemáticas.  El sonido de unas palabras al oído que valen todo el oro del mundo si las susurra la persona adecuada.  Una vida. La tuya. La mía.

Escribiría sobre un futuro cargado de ilusiones ligeras como pompas de jabón, que flotan en el aire coloreadas por unos rayos de sol que las vuelven arcoiris. Un futuro de colores nos lo planteamos todos al menos una vez al día. A las 03.42 le robaré un beso. A las 03.43 me lo robará él a mí, y así nos saquearemos el uno al otro hasta que amanezca. Al menos una vez, todo el mundo se plantea qué tiempo hará mañana, qué gafas de sol llevará puestas, cómo le dará los buenos días al jefe o cómo llamará a su nuevo bebé. Todos tenemos propósitos, hacemos promesas y vivimos de sueños...porque los sueños, al igual que los recuerdos, nadie puede arrebatárnoslos. Quizá apagarlos, quizá escondernoslos... pero el que enciende una luz y persigue su sueño siempre lo encuentra y ya no lo suelta. 

¿Y qué me dices del presente? ¿Realmente estamos aquí y ahora? ¿De verdad están tus manos rozando mi nuca mientras termino este texto? ¿Serías capaz de repetirme que me quieres como hace dos segundos? Nunca podremos detener el tiempo que se escure entre los dedos como el agua entre las manos, ni revivir un momento, ni adelantarnos a mañana. Qué injusto me parece que pase tan rápido, pero qué inteligente es vivir el momento;
porque el presente es un regalo, y por eso, se le llama presente.

domingo, 7 de octubre de 2012

Hazlo.

Una gota de autoconfianza es suficiente para que despierte ese pájaro que todos llevamos dentro y que se muere por volar. 


domingo, 23 de septiembre de 2012

Que tú fuiste mi primera combustión.

La misma canción sonando una y otra vez en mi iPod. Y otra vez. Y una más. Siempre me prometo que la siguiente será la última, pero en realidad estoy esperando con ganas que empiece otra vez a sonar la misma melodía, la misma voz, la misma letra. Como en todo, los patrones se repiten. El sol sale por el Este y se pone por el Oeste, y así será hasta que un día se esconda para siempre. Uno hace la cama por la mañana para deshacerla por la noche, hasta que un día no vuelva a dormir ahí, sobre la misma almohada. Un ciclo, un círculo vicioso de tranquilidad en el que es fácil predecir lo que vendrá después. Pero en esta noria de vida, alguien empieza un libro por el principio y lo lee, lo devora, hasta que en último capítulo de todos pone la palabra FIN. Y la tranquilidad se sustituye por curiosidad... ¿Qué libro leeré ahora?
A veces es necesario cerrar ventanas para que sople de nuevo el viento, coser heridas para sentir otras caricias, llorar una noche para sonreír todas las demás. A veces no queremos, pero es necesario despedirse...o por lo menos durante un tiempo.
Puede que lo mejor sea dejar que el tiempo decida...dejar de flotar sobre dudas infinitas para pisar futuro seguro... tierra firme. Dormir todo el invierno entre cientos de mantas y no pensar, no pensar, no pensar. Esconder los problemas en un rincón de la habitación a principios de septiembre para que, con un poco de suerte, en abril no haya nadie que los encuentre. Que hayan desaparecido, que se hayan esfumado todos los dolores de cabeza.
En abril, con un poco de suerte, la lluvia habrá apagado las chispas, quedará un poco lejos cuando me incendiabas y ya....soplarán las cenizas, volarán las cenizas. 






domingo, 2 de septiembre de 2012

Algún día lo seremos, algún día lo fuimos.

Todo el mundo habla de la felicidad porque la están buscando como locos. Pero no se dan cuenta de que aquellas personas que son felices no hablan del tema, puesto que no saben que lo son. Y claro está, la felicidad la coges con las dos manos cuando dejas de preocuparte por encontrarla; cuando ella sola llama a tu puerta y te da los buenos días y un café calentito. Cuando no sepas que eres feliz, lo serás.


Estoy contigo aunque estés lejos de mi vida por tu felicidad a costa de la mía.


lunes, 13 de agosto de 2012

De haberlo sabido...


Érase una vez dos personas que no podían compartir un metro cúbico de aire sin que les faltara el oxígeno. No podían mirarse sin arañarse el alma, ni compartir una silla donde apoyar los pies, ni rozarse siquiera sin recordar todo lo que fueron. Nadie apagó el incendio que les separaba, nadie cosió sus heridas, nadie cerró con llave la Calle del Olvido y nadie barrió los restos de ayer que quedaron esparcidos por el suelo. Cada uno rehizo su vida a su manera lejos de la sombra del otro. Pero olvidaron olvidar, y cada vez que volvían a verse una nube de polvo del pasado les envolvía a los dos. Se quedaban hipnotizados con la mirada del otro, se decían todo sin decirse nada. Jugaban a ser amigos delante de los demás, pero por dentro se morían por salir corriendo en direcciones contrarias. Cuantas más ganas tenían de encontrarse, más rápido pasaba el tiempo que invertían juntos. Él se escondía para que ella pudiera ir a buscarle, y ella le dejaba mensajes escritos en el aire. Nadie lo entendía, ni ellos mismos lo entendían; pero por una extraña razón se necesitaban. Como Peter Pan necesita a Garfio, y viceversa; y si uno no mata al otro es porque están hechos de la misma pasta y se necesitan para que continue el cuento. Eran completamente opuestos. Dulce y salado. Frío y caliente. Norte y Sur. Pero como todo el mundo sabe, los polos opuestos se atraen, y se atraen tanto que nunca llegan a tocarse. Ellos se distanciaban para echarse de menos...

Podría contarte el final de la historia, pero lo cierto es que no está escrito. Y mira que me sé de memoria todos los capítulos, pero no se me ocurre como pudieron acabar estos dos. ¿Juntos? ¿Separados? Quién sabe... Qué historia más rara ¿verdad? Pero es bonita, eso seguro. ¿Te suena? A mi me suena a un sábado por la noche en el pueblo de al lado poniendo las cartas sobre la mesa, a apostarnos un tercio de cerveza, a negrita con limón, a ''se te nota en la miradaaaa que vives enamorada'', a leerte un beso en los labios y no poder dártelo. 
Tú preguntaste y yo reconocí lo irreconocible. Exploté delante tuya, y tú me abrazabas diciendo ''no llores, pequeña''. Tu aliento en mi cuello me hacía temblar. Yo te susurraba al oído que por favor me dieras media hora más para decirnos todo lo que nos habíamos guardado desde hacía dos veranos y que nos comía por dentro. Yo quería que te quedaras conmigo, pero que te fueras. Que no me soltaras nunca pero que desaparecieras. Que arreglaras mis grietas pero que me dejaras marca otra vez. Que me leyeras y me borraras. Quería respirar de tu jersey de rayas durante horas y horas, pero a la vez quería que tu olor se evaporara para siempre de mi cabeza. ¿Tú querías un beso? Yo quería dos. Deseaba que sacaras tu mano del bolsillo trasero de mis vaqueros, pero que la dejaras ahí sin moverla. Que me dieras la razón y luego me la quitaras. Quería todo y no quería nada.

Te escribo desde hace mucho, mucho antes de conocerte. Más allá de tí, más allá de mí. 
Y ahora que hemos alcanzado este equilibrio imposible, y esta soplando el turnedo; el doctor me recomienda que no me quite mi abrigo y que no esté ya más contigo. Pero me quedaré con muchas ganas de verte...porque aunque tú no lo sepas me he inventado tu nombre, y solo quiero que te vaya bonito y que seas feliz aunque no sea conmigo.




domingo, 5 de agosto de 2012

Las páginas de mi diario.

Quiero largarme lejos, lejísimos. A un iglú en medio del polo sur donde haga tanto frío que se me congelen todas las ideas absurdas que me muerden la conciencia. Y si...? Y si  nada. Pero... Pero, nada. Joder. No hay quien aguante esta sensación, y tampoco soy capaz de explicarla. Es como el batir de alas de un cuervo gigante; es ensordecedor. Como si un taladro me atravesara el corazón sin llegar a romperlo del todo; es jodidamente doloroso. Parecido a lo que se siente cuando dos lagrimas se asoman, espías, al balcón de sus pestañas; es incontrolable. Es demasiado complicada, es...¿nostalgia?

Quizá sea nostalgia, quien sabe. A mi se me clava en el pecho y no me deja respirar, me aprieta fuerte en la garganta y me obliga a cerrar los ojos. Cuando vuelvo a abrirlos, todo ha cambiado, y hoy es ayer, como si alguien  hubiera pasado las páginas de mi diario hacia atrás y volviéramos al pasado. Justo cuando reconozco mi propio recuerdo, empieza a llover a mares. Ah, ya me acuerdo. Tú y yo empapados bajo un montón de luces. Olía a tierra mojada. Tú me hiciste una pregunta y yo me quedé callada y no fuí capaz...no fui capaz de decirte que... ... da igual, ya no importa. Mañana mismo hago la maleta. No aguanto ni un segundo más aquí, necesito aire. Necesito estar sola. Necesito un cigarro. Necesito dormir. Y necesito que te vayas para siempre de las páginas de mi diario.

lunes, 30 de julio de 2012

Cincuenta millones de estrellas.

Debería haber estrellas en Madrid, como las que hay en el cielo que cubre las playas del Algarve. Cincuenta millones de estrellas que nos miren desde el aire y tú y yo tumbados en la arena. Huele a mar, y desde Orión alguien se ha ofrecido a detener el tiempo para nosotros. Toda la playa es nuestra, toda mi vida es tuya. Si me pidieras que saltara desde el acantilado más alto, yo planearía sobre las olas para aterrizar a tu lado. ¿Por qué? Pues porque no puedo negarte que me atrae la sensación de vértigo, esa que me invade cuando me apartas el pelo de la cara y sonríes de medio lado. ''¿Qué estás mirando?'' me preguntas siempre. ''¡Lo que me da la gana!'' Es una respuesta muy vaga, ya lo sé...pero nunca se me ocurre nada mejor. ¿Qué estoy mirando? A ti, claro, pero ¿el qué? Ni idea. A veces me quedo embobada con tus ojos, oscuros, un poco achinados tal vez. Buceo en tu mirada tratando de encontrar la respuesta a todas las preguntas que me hago a mí misma. Otras veces, me cuelgo de tu voz, te escucho sin interrumpirte, porque cada cosa que dices es más importante que la anterior, y tiene más sentido si sale de tu boca que si la dijera cualquier otro. Cómo te mueves, cómo respiras, cómo sonríes. Eres el único que sabe tranquilizarme, el que me roba carcajadas con un par de cosquillas, el que me chincha porque dice que ''enfadada estas más guapa, rubia''. ¿Que haría yo si te fueras? Probablemente no saltaría desde ningún acantilado, no pisaría de nuevo la arena del Algarve, no detendría el tiempo por nadie y no volvería a Madrid si desde el cielo me miran cincuenta millones de estrellas.

viernes, 6 de julio de 2012

Dan aliento a mi locura.

A los que no pueden dormir por las noches por culpa de sus demonios. A los que luchan contra sus propios precipicios. A los que sufren porque no encuentran la dirección correcta. A los que se apagan lentamente rodeados de Luna. A todos vosotros: seréis inmortales.

A los que se deslizan por calles nocturnas buscando el antídoto secreto que les devuelva un rayo de luz. A los que persiguen ese algo que nunca llega. A los que lo alcanzan y continúan vacíos por dentro. 
A los que se alejan solos, despacio, entre nubes de humo, incertidumbre y deseo. A todos vosotros:  
seréis recordados.

A los que nos cruje el alma de tanto temblar. A los que nos construimos fuertes por fuera pero somos de aire por dentro. A los que se nos borra la voz de tanto gritar en silencio. A los que soñamos despiertos. A los que dibujamos lo ideal con los ojos cerrados. A los que nos comen las dudas. A los que nos precipitamos cuesta abajo y sin frenos para chocar contra un muro de ladrillo. A los que nos hemos perdido sin brújula, mapa o guía que nos devuelva a casa. 
A todos nosotros, nos echarán de menos.




Donde nos llevó la imaginación...
tan lejos.

sábado, 2 de junio de 2012

Don't forgive me, I beg.

Que no te hable no quiere decir que no te necesite, ni que no te eche de menos.

lunes, 21 de mayo de 2012

Hasta aquí llegó el ritual de enfados y canibalismo estúpido.


No sé qué decir, qué hacer, ni qué pensar. No entiendo nada.
¿A qué estamos jugando?
Podría escuchar mil veces la misma canción, dándole vueltas y vueltas a lo mismo, con las persianas cerradas a cal y canto y sin que nadie entre en mi habitación. Recordando el significado de la palabra amistad. Amigos. Amigas. Para mí nunca morirán, eso seguro. Pero te hacen pensar. Una no es de piedra. Cuenta hasta diez. Que sí, que vale, que no hay por qué enfadarse...1,2,3...que tienen razón, y tú no...4,5,6...no le des importancia...7...más de la que se merecen...8...tú estabas bien, pues seguirás bien...9...joder que asco. 10. Alguien de ahí arriba la ha tomado conmigo. Me ha empujado bajo las Cataratas del Niágara y se ha olvidado de traerme una toalla con la que secarme. A mí me caen toneladas de agua mientras el diablo se ríe de mí. Que digan lo que quieran, que estoy haciendo un mundo de todo, que exaaageeeerooo pero olvidas que caíste y ahora es imposible deshacer lo que me hiciste. No lo entiendes, no lo entiendo ni yo.


Me exprimiré el corazón y dejaré que gotee durante un buen rato, para que todo el quiera entenderme pueda leer en las ondas que se dibujan alrededor de su latido.

Si no comprendes su mensaje, lee entre líneas, entre ondas, entre gotas. Yo ya no puedo hacer más, este más siempre resta. Yo no tengo que advertir a nadie de la que se os viene encima, porque en realidad solo va a llover durante un tiempo.
Él ha cambiado, pero no se hasta que punto sigue siendo tóxico y destructivo. Quizá tanto como antes, quizá ahora hayan cambiado los papeles, quizá solo hayáis cambiado los demás.




Sinceramente, me da igual.  

domingo, 6 de mayo de 2012

But you don't really care for music, do you?

Sí, es una gran canción.

Al principio suena una melodía añil, triste, que habla de cómo se nos escapa el tiempo entre los dedos, de cómo algunas personas se despiden para no volver, cogen un avión a la otra punta del mundo y se van. Se van. Pero también habla de cómo vuelven cuando mejor te encuentras, cuando su espacio ha sido ocupado por otro. Cuenta como esa persona se acerca otra vez pensando que todavía es lo que era, te rompe los esquemas, te saluda, te invita a un café y te mira desde el recuerdo. Sí, esa canción habla de eso. De cómo te atropella con su tristeza, envenenándote con dardos impregnados de ayer. Pero luego la melodía se vuelve blanca y crece, con fuerza, para contar cómo remontas, cómo despegas de tu piel las dudas cosidas tiempo atrás. Las notas te empujan al cielo, te dibujan frente a esa persona que ha vuelto buscando lo que era suyo y se ve como destrozas su trono, le cortas las alas y le arrancas de sus labios una disculpa. Un ''te he echado de menos''. Un ''siempre te he querido''. Un ''siempre te querré''. Recoges todos los platos rotos y todas sus palabras, y mirándole a los ojos, se lo dices, lo estabas esperando. 
Le escupes un ''llegas tarde'', y sonriendo, desapareces por la puerta de la cocina. 



Sí, es una gran canción. 



martes, 1 de mayo de 2012

Autodestrucción.

- ¿Por qué lo haces?

Me quedo en silencio. 
No tengo una respuesta a esa pregunta. Empezaría diciéndote que no entiendo de qué me estás hablando, que te explicas fatal, que tu pregunta no va a ninguna parte y que eres un descarado. Pero luego, probablemente, le echaría la culpa al cambio climático, al la subida del precio de la gasolina o al la extinción del lince ibérico. Cualquier historia serviría para que no me preguntaras más sobre el tema.

+ El mundo es un asco. 

Me observas por encima de las gafas de sol con mucho desdén, y yo te lanzo una de esas miradas de NOSEDEQUEMEESTÁSHABLANDO. Y lo cierto es que sí sé de que me estás hablando. Claro que entiendo tu pregunta, pero si no te contesto es porque tú no entenderías mi respuesta. No existe el día en que te levantes por la mañana y pienses diferente al día anterior. No existe una respuesta. 

Lo que existe es un botón de AUTODESTRUCCIÓN que cuando lo pulsas inicia una cuenta atrás de tantos segundos como estrellas hay en el cielo, y ya no hay forma de pararlo. El tiempo te absorbe, la espiral se cierra. No entiendes nada ni a nadie, tú no deberías hacer lo que haces, tú no deberías tener este cuerpo y tú no deberías estar aquí. Y entonces llegan las ganas de ser y no poder. Y los miedos se ahogan en un vaso de vodka mientras cambio y cambio de canal en la tele porque en ninguno aparece la solución a un problema que no sé en qué consiste. 



''Los cristales rotos tintinean y agujeros negros se abren ante mis ojos, entonces el pájaro salvaje que permanecía encerrado en mi corazón bate sus alas frenéticamente y le dejo volar. Que se vaya.'' L.H.Anderson. 

lunes, 16 de abril de 2012

Los ángeles de la guarda se cuentan a pares.

Mirábamos a las personas a los ojos cuando caminábamos por la acera. Tratábamos de imaginar sus nombres, sus apellidos, si les gustaba o no el chocolate, montar en bici y dar paseos por la playa, o si preferían los caballos, el queso roquefort y las películas de miedo.

-''Claramente,- me decía- aquel de la gabardina azul tiene los ojos tristes porque es viudo desde hace poco. Tiene dos hijas, ¿lo sabías? María y Jimena. Las quiere mucho, pero, ¿no ves como lee el periódico de atrás a adelante? Es muy impaciente, y  empieza por las páginas del final porque quiere saber cómo termina la noticia. Por eso ha quedado con Mariana, la recepcionista de su empresa, para tomar un café, hablar de ellos dos y así conocer el final de una historia que aún no ha empezado.''
Yo le miraba y asentía con la cabeza.
-''Y aquel, ¿lo ves? Está pidiendo dinero en la puerta de la iglesia, sí, y puedes pensar que lo gastará en vicio y cosas inútiles....¿pero sabes por qué pide? No pide para comprar alcohol, ni comida, pues no tiene sed y se alimenta de sus sueños. Pide porque quiere construirse su propio barco velero. Sí, un barco cuyo único motor sean las ráfagas de viento. Ya ha conseguido 324,57$, y sólo necesita un empujón más para acabar de rematar la quilla.''
Yo miraba al mendigo y trataba de imaginarle dueño de su barco, de su destino...y me costaba bastante, la verdad. Pero las palabras de mi abuelo me llevaban lejos, a Cádiz, donde el mendigo de la puerta de la Almudena navegaba bajo el sol de septiembre.
+ ¿Y esa muchacha de allí, abuelo?
- ¿Aquella que está apoyada en la farola?¿La de la falda corta? Esa chiquilla de ojos verdes se llama Paola, y es la hija de un piloto de avionetas y una actriz india, por eso es tan bonita. Está apoyada en la farola porque está esperando a un príncipe azul que la lleve a recorrer el mundo de arriba a abajo. Todas las noches se imagina con él, cruzando el Mediterráneo montada en un globo aerostático de esos de colores que tanto te gustan. 
+ Y...¿y aquella mujer de allí, la del pelo blanco....esa quién es, abuelo?
- ¿Aquella? ¿La que viene hacia nosotros con un algodón de azúcar en la mano? Esa mujer tan guapa y sonriente es tu abuela, cariño.



domingo, 8 de abril de 2012

En algún rincón de tu mundo y mirando en el desván.


Yo también me apuesto un tercio de cerveza a que esto no se acaba aquí. ¿O sí? No lo sabemos, y no queremos saberlo. Yo no quiero saberlo. No quiero preguntarme por qué todavía nos lo preguntamos. Yo quiero dejarme llevar, vivir el momento. Salir de fiesta con todos, jugar un futbolín contigo, un mus, o fumarnos un cigarro sin que se pueda cortar el aire con un cuchillo, sin que darte un abrazo sea algo más de lo que es: un abrazo. Yo quiero abrazarte como una amiga, mirarte y ver a un amigo. Y lo intento, te juro que lo intento, y aunque sé que es muy difícil, me lo creo, me creo que podemos ser amigos. No hablo de hacer el paripé, hablo de ser amigos de verdad. Porque no hace falta olvidar todo lo que tuvimos, no hace falta empezar de cero, basta con guardarse aquellas cosas buenas y bonitas que vivimos un día, y apartarlas a un lado cuando estemos cara a cara. No quiero borrarte de mi vida, nadie borra las cosas importantes. ¿Quieres tú borrarme de la tuya? No creo.


Yo creo que sea lo que sea lo que tengamos, lo mantengamos.

sábado, 31 de marzo de 2012

Disfraces.

Todos los días me la cruzo por los pasillos, y todos los días me disfrazo de ella. Me visto con su olor, su manera de andar y su última sonrisa. Recojo todos sus gestos y todos sus parpadeos y los mezclo en un frasco pequeño que me guardo en el bolsillo de los vaqueros. Todas las prendas son suyas, ninguna mía. Me adapto, me moldeo a su forma de ser, de pensar y de sentir. Me pinto la cara con su mirada y repito todas y cada una de sus palabras. Me convierto en ella. De echo soy ella. Soy ella.

Mentira. No soy ella ni de lejos. ¿Por qué cojones no soy ella?  Quiero ser ella. Me muero por ser ella. Todo lo que yo tengo de terrible lo tiene ella de encantadora. Todo lo que a mi me sobra, a ella le falta. Todo lo que yo quiero tener... ella lo tiene. Todo. Ella no respira como las personas normales, ella no pisa el suelo cuando anda, ella no mira el mundo como lo miran los demás...porque ella no es de este mundo. Viene de una galaxia a millones de años luz, donde las niñas duermen en crisálidas azules para que el frío no arañe sus almas. Donde olvidan lo demás y se dejan llevar por las voces de sus cabezas. Niñas que hacen lo que les da la gana y como les da la gana. Nadie les pregunta por qué persiguen aquello o lo otro, nadie cuestiona sus decisiones y nadie, absolutamente nadie, les corta las alas. 
Ella viene de allí, yo lo sé.

Y todos los días me bebo un frasco de su esencia, cruzando los dedos para que me cuente ese secreto que la envuelve como un velo morado...para que me explique por qué ella puede y yo no. Para que me lleve con ella a su galaxia y me aleje de un mundo que me ahoga, me aplasta y me recuerda todos los días que yo soy yo...por mucho que me duela admitirlo.



domingo, 25 de marzo de 2012

S.P.N.B.




Para que la luna llena nunca choque contra el suelo,
para que siempre podamos, conocidos, encontrarnos...
alargarnos la sonrisa, sacudirnos la distancia
y poder burlar al tiempo...
Para que la luna llena nunca choque contra el suelo.



La Riviera, Madrid, 23 de marzo. Escucho los primeros acordes y se me hace la boca agua. 
No puedo evitarlo, es taaaaaaaaaaan bonita esta canción! La canto a grito pelado, disfruto cada nota de voz rasgada de Iván Ferreiro...y me acuerdo de ti. De ti: mi compañero de viaje, mi mejor amigo. Muchas veces mi despiste, pocas mi angustia, pero siempre mi locura y mi alegría. El que me trae y me lleva. El que me escucha. El que me rompe a carcajadas. Tú. El único que me viene a la cabeza cuando, en La Riviera, Iván Ferreiro se prepara para cerrar una canción que sin duda deja huella a cualquiera que la escuche ...sus dedos dejan de tocar... el piano se calla... y entonces llega el aplauso. 

Yo me he quedado con los últimos versos grabados en mis manos.

Somos los únicos miembros de una sociedad secreta:
SonPreciososNuestrosBesos.

martes, 13 de marzo de 2012

Quiero volver.















Las lesiones de rodilla son comunes, corrientes y molientes en el patinaje artístico. Una mala caída hace un año me ha costado días de entrenamiento, superación, y risas con las demás. Dos meses sin todo eso... y los que quedan. 
Paciencia Irene, paciencia. No sabemos que te pasa en la rodilla pero paciencia. ¿Tienes roto el menisco? Pues paciencia. ¿El ligamento anterior esta hecho mierda? Pues paciencia. ¿Te jodes y no compites? Pues paciencia. PAAAAACIIIEEEENNNCIIIIIAAAA. Que es la madre de la ciencia. 

Lo que daría por patinar a diario como antes, 
por caerme al suelo y por volver a levantarme.

domingo, 11 de marzo de 2012

miércoles, 7 de marzo de 2012

Qué fácil sería taparse con el edredón si fuera, además de caliente, antibalas.


Atrévete a vivir 24 horas dentro de mi cabeza.
Vamos, ¿qué te puede pasar?

Por el día cansancio, estrés, sueño. Hace calor, el calor de la mañana es bueno.
Por la noche...frío.
Por la noche no durarías ni 24 segundos después de haberse puesto el sol.

martes, 28 de febrero de 2012

Y que cuando te busque, te encuentre.


En cada rincón, en cada esquina que dobles, en cada vaso de agua, en cada pequeño logro, en cada buena noticia.
En el segundo 1 de la vida del que acaba de llegar, en los planes de futuro, en el recuerdo de quien ya no está. En la moneda que le damos al vendedor de clínex del semáforo y en la sonrisa que nos devuelve. En el apoyo que nos regalan los que más nos quieren. En cada disculpa y en cada manera de dar las gracias. En el cariño, en la ilusión de los hermanos pequeños. En todas partes.

En cada minuto, 
en cada segundo:
Que cuando tú me busques, yo esté donde siempre.
Que cuando yo te busque, te encuentre.


lunes, 20 de febrero de 2012

La mejor marca de ropa que conozco se llama tu piel.

+ ¿Estás segura?
- Sí, nunca lo he tenido tan claro.


Rueda, juega, besa, vuela.
Apártame el pelo de la cara y bucea en mis ojos como yo buceo en los tuyos. Rózame el cuello con la mano derecha, mientras que con la izquierda apagas la luz. Las ganas a flor de piel, piel de gallina cuando te acercas. No digas nada, que las palabras sobran ahora mismo... no digas nada que quiero oírte respirar. No digas nada y dímelo todo con esa sonrisa que tienes y que me pone los pelos de punta. 

Si esto fuera una película cerca del minuto 33, justo después de los anuncios,  el chico le diría a la chica que es la más guapa del barrio, de la ciudad y de todo el continente americano. Que todas las noches sueña con ella y que en último partido le dedicó el gol del empate. Que su nombre le va a juego con sus ojos, que su pelo huele maravillosamente bien a limón y que no se imagina ese momento con otra que no sea ella. El chico le diría a la chica que la quiere.

Pero ni esto es una película, ni mi nombre me va a juego con los ojos. Esto es real, tan real como que puedo decir en voz alta que nunca me he imaginado este momento con otro que no seas tú. 
Y como esto es eso, real, es la chica la que le dice al chico justo antes de darle su premio y en un susurro muy bajito... que le quiere.


viernes, 17 de febrero de 2012

Delirio nº 1

No, no es el nombre de un perfume nuevo de Chanel,
soy yo a las 03:21 a.m estudiando Historia. 



¿Quién tiene sueño? Solo oigo : ''Escucha, Irene, escucha. Escúchame... escúchanos...'' muy cerca de mi oído. Hago caso y escucho.

Dicen que los lunes caen como moscardones. Y que el que se peina perdido creyó encontrar en su casa una caña de azúcar. Su ducha está fría, pero volverá el olvido del próximo croissant. Y aparece la prima Sofía rodando por un tobogán de aluminio para sentirse segura, o eso dice. La tía Valentina repite 600 millones de veces que las uñas verdes alegran el alma de los pulpos, y que ojalá mañana sea 29 de febrero para comerse una docena de nueces. 
- ¿Nueces?!- grito yo desde lo alto del muro del patio de atrás, encaramada ahí  arriba como si fuera una gallina sentada en el palo de su gallinero. 
+ Nueces, niña, nueces: nueces azules, nueces ridículas, nueces con ganas de ser nueces y nueces para jueces. Pero no dejes de escucharme niña... ¿dónde vas? No puedes despertarte, ¡no puedes despertarte!

No querrás discutir con el cordero concejal, como hizo el vecino del 5º no? Y mucho menos con ella. Acuérdate de quién manda aquí: ni tú, ni yo. Y si ella quiere que te duermas para siempre... aaah, créeme querida, que te dará las nueces adecuadas y ya no podrás despertar nunca más.

domingo, 12 de febrero de 2012

jueves, 9 de febrero de 2012

Comodoro, mis efectos personales

Qué manera de andar tenía, qué risa tan fuerte. Yendo y viniendo, matando y viviendo. Viviendo a cualquier precio; el de su cabeza rondaba los millones de reales. 
Sal y arena en su pelo. 
La piel, el mapa de la vida: cicatrices de antiguos roces, y no precisamente de los labios de la mujer a la que amaba. Porque entre todas las putas del reino, sólo una supo enredarle con su mirada, comprarle con su sonrisa y beberse sus te quieros. Ella se ancló a su alma y salió corriendo. Desapareció para siempre.
Por eso él la buscaba por todos los puertos, por eso ondeaba esa bandera en su barco. Por eso él era quién era. Descarado, cretino, mentiroso, un Don Juan y un ladrón. El ron siempre haciéndole compañía, una buena copa a tiempo salvaba a muchos de ahogarse en su propio dolor. Porque si algo era él, era un saco de dolor armado con un revólver y la sonrisa demasiado bien puesta. Y bien lo sabía: la sonrisa se lleva por fuera, y el dolor se lleva por dentro, en una esquina donde nadie lo vea.


Porque ante todo, un pirata es fuerte, más que fuerte, un pirata es un pirata.

domingo, 5 de febrero de 2012

Bendito 3



Y a veces cuando estoy solo conmigo
y se apagan las luces de mi casa,
Universo busca su propio ombligo
y ojo de un huracán que todo arrasa.

Y no quiero preguntar dónde vamos.
No quiero saber de dónde venimos.
Sólo sé que tengo el tiempo en mis manos,
si te quedas un ratico conmigo...
Leree Lereeeeee

Es la primavera, que se me escapa corriendo por las aceras.
Es la primavera, que se me escapa volando dónde tú quieras.

Creo que sí vale la pena, 
sí, vale la pena.



El 3 es nuestro día,.
Te quiero, ya van 2... y los que nos quedan :)



sábado, 28 de enero de 2012

It´s like I'm huffing paint.



Fumarnos cada momento malo.
Borrar los roces de la piel.
Mirarnos de nuevo
y no vernos como extraños.
Sabemos que todo irá bien.

Yo quise y no pude pararlo,
y ahora se escapa tu tren.
Marlboro de nuevo
me inunda el cuarto de baño.
El humo nos pone a cien.

domingo, 22 de enero de 2012

Eres lo puto mejor que tengo

Pero me queda una cosa que me quita los males:
siempre queda tu luz que me espera encendida al final de la calle.






















Amante del ketchup por excelencia, perezosa, dormilona y zampabollos. Esa es ella.
La que nunca se calla en clase, la que se escapa por la puerta de la cocina, dobladora profesional de Sid ''el perezoso'', la que me pintó el pelo de azul-cian y se metió en la bañera VESTIDA para lavármelo. La que no me deja dormir hasta que no se duerme ella, la que me chupa el codo sin que me de cuenta. La que me pellizca cuando ve un pelirrojo, la de los rizos como caracolas del Caribe, los dientes perfectos y mirada de encanto. Esa es ella, un arrecife de locura.
Te hipnotizará bailando salsa, merengue o reggaeton y cantará tan fuerte en la ducha de tu hotel que te dejará sordo! Rodará ladera abajo porque lo que no le da el palomino se lo da un cardo!! Y porque es muy difícil andar cuesta abajo con tacones de 13 cm, que nos lo digan a nosotras.
Te emborrachará a cerveza y otras cosas más caras para decirte que no es capaz de masticar a oscuras y que sigas nadando nadando nadando. Se aprende de memoria los guiones de las películas de Disney pero suspende Historia. Te dará una colleja o un morreo en una fiesta porque sí, porque ya no se acuerda ni  de cómo se llama su perro. Te va a vacilar, a despeinar y a soplar sus pecados. 

Pero eso sí, siempre estará ahí cuando tu estés mal, aburrido o por los suelos. 
Porque ella es así, lo mismo te da un sermón porque sigues lamiéndole el culo al mismo tío de siempre, como lo mismo te rapta y te pone ojitos cuando le enseñas las callejuelas de Madrid, diciéndote bajito....''¿ves? no necesitamos a nadie más''

Yo también lo creo Coco, a veces no necesitamos a nadie más.
Por muchos amigos en el mundo que yo tenga, ella es la que me saca las mejores carcajadas desde que tenemos 4 años. 
Que vale que esté loca y adore el ron y el Camel por encima de todas las cosas, pero yo juro que es la mejor influencia que tengo. Porque me ayuda, me consuela y me guarda todos mis secretos... Por ella hago las locuras más grandes del mundo, por ella tengo un piercing en el ombligo y su nombre grabado en el alma.

Ya te lo dije un día... ''Coral Quintana, eres mi mejor amiga, y le doy las gracias al karma por dejar que sigamos haciendo el gilipollas juntas.'' 
Te quiero más que a nada y a nadie, aunque no te lo diga todos los días. ;)



Pero me queda una cosa que me quita los males:
siempre queda tu luz que me espera encendida al final de la calle.

lunes, 16 de enero de 2012

Peggy Sue

¿Qué estoy haciendo? ¿Por qué me he subido a este tren?
Sol - Atocha - Villaverde Bajo - Villaverde Alto - Las Margaritas = Getafe Centro.

No me pierdo, encuentro el sitio, y me lo encuentro a él. Está como siempre, más delgado quizá, pero con la misma sonrisa y las mismas ilusiones. Ilusiones que yo tumbo de un plumazo cuando le digo que estoy enganchada a un veneno distinto, un veneno que no es él.
- Lo siento 121, pero quiero a otra persona. 
+ Probablemente te estés perdiendo muchas cosas.
- No se me ocurre ninguna.
+ Ya te digo yo que sí...y seguro que está más cerca de lo que crees.
- De verdad, que no quiero comprobarlo, estoy muy bien así.
+ Como quieras...
Pues claro que como quiera.
Cómo yo quiera y con quién yo quiera. Y ya te lo he dicho, quiero a mi chico.

Midlenton.

Claro que las risas y los pitis no nos los quita nadie :)

domingo, 15 de enero de 2012

Mis fantasmas siempre vuelven.

Que cierren para siempre la calle del olvido,
que te metan en ella para nunca verte.
Que no te vaya bonito, que te vaya de muerte.
***
Yo también quiero que, por fin, el tiempo borre las heridas, 
y tus fantasmas nunca más vuelvan a verme.. 
perderé el tiempo que haga falta en esta despedida, 
porque siempre estaremos unidos por la misma gente.
 Que me sonría la suerte, y te vaya de muerte.

Champán, chalet, limousinas, Marlboro, pintauñas y un café. 
Que se te atragante tu luna de miel.

Caviar, Chanel, Blackberry y Mademoiselle.
Flipante quién nos ha visto y quién nos ve.

Que se pudran todos tus deseos, tus espectativas, tus recuerdos.
Que no se cumpla lo que sueñas, y si es posible que te salgan los planes al revés.
Que nunca tengas primaveras, y sobre todo, que nunca tengas veranos, ni playa, ni viaje a Irlanda, ni amaneceres sobre la arena, ni ángeles, ni helados, ni sol de Agosto.

Que se te apaguen los besos, que no se enciendan nunca más, 
que TÚ no te enciendas con nadie nunca más. 

Que lo pases mal, mal, mal, mal, mal, mal, mal, mal, fatal.
Y que como a mí, te duela, te queme, y te reviente.

Que te lleven los demonios fuera de mi cabeza.



La verdadera letra no dice todo eso, es más corta, y rima. Es preciosa.
Ahí arriba está puesto lo que se puede leer entre líneas, lo que no se aprecia bien. 
Es un mensaje sarcástico, todo son cosas malas, deseos oscuros, un par de velas negras... todo se sobra, apesta a mala suerte y a resentimiento.
¿Se puede desear todo eso a una persona? ¿Tantas cosas malas juntas? ¿Es eso lo que piensan mis fantasmas cuando nos reencontramos después de un tiempo sin vernos?
No lo sé, cada fantasma es un mundo. Algunos son buenos, otros no, pero todos se pueden contar con los dedos de la mano derecha. En su día importaron, y mucho. 
Pero ahora solo son sombras que se esconden en una esquina y esperan a que te duermas para soltarte un ...

''te invito a comer mañana''
''me alegro de que te vaya bien'' 
''te echo de menos, pequeña''

Son sólo eso, niebla. Niebla que no te deja ver tu presente y te retiene en el pasado. Cada dos pasos te frena. Cuanto más quieres alejarte, más densa se vuelve. Y al final te ves dando vueltas en una nube de fantasmas, recuerdos, broncas y agua pasada que no te deja avanzar. Los fantasmas te envuelven y te susurran que les hagas caso, que les escuches. Y cuando pones la oreja para ver lo que dice te das cuenta de que sólo saben  desearte cosas feas, como que se te atragante tu luna de miel. 
Ellos, expertos en segundas intenciones y mensajes ocultos, te desean que te mueras, y te lo dicen de forma tan dulce, que si no buceas en sus palabras ni lo oyes. 
¿Y tú contestas? ¿Les dices...oh sí, muchas gracias? 
No. Tú te callas y esperas a que se vayan. ssssshh.

Y es que los fantasmas son como los asesinos, que vuelven a la escena del crimen a recoger el arma homicida.
Sólo que los fantasmas vuelven buscando aquello que, en vez de matar...
... les hace sentirse vivos.

domingo, 8 de enero de 2012

No he encontrado respuestas.


Ahora dicen que hay muchos más universos infinitos como el nuestro.
Dime si no es para volverse loco,
¿no te sientes más pequeño?

Dos espejos frente a frente crearán cien mil caras que observar,
puede que alguno de ellos sea el real...
Lo tendré que investigar.

Que empiece el viaje ya...

Infinita ingenuidad, ilusión centesimal.
me creía tan capaz con mi cápsula de Albal...
Mi torpeza fue total, de tan grande es demencial,
no detecto una señal, 
nunca encontraré un lugar donde al fin me entienda.

Me perdí en mi universo... ¿y tú?
Me perdí en mi universo...¿y tú?

No volveré a hacerlo más, no he encontrado respuestas.
¿Y si no regreso jamás y este ruido no cesa?

Mundos que van a estallar si mi vida está opuesta.
Y yo ya no puedo hacer más si este más (+) siempre resta.
Y yo ya no puedo hacer más si este más (+) siempre resta.
Y YO YA  NO PUEDO HACER MÁS...
...y yo ya no puedo hacer más.



Y me vuelvo a preguntar asomándome al túnel...
¿y si no regreso jamás y este ruido no cesa?


lunes, 2 de enero de 2012