Páginas vistas en total

lunes, 16 de mayo de 2011

volarvolarvolarvolar

Voy a ser la más rápida.
Sin mediocridad, pasare tu examen práctico...
SIN TITUBEAR.

Tú que lees esto y me ves subida al borde del precipicio: sí, es lo que parece y yo voy a saltar.
(doy el 1º paso.)
No te preocupes por mí, no voy a hacerme daño.
PUEDO VOLAR, me están creciendo unas preciosas de alas de mil colores que me elevarán hacia el cielo.
Te miraré desde arriba y tu querrás estar conmigo.
¿No te gusta la idea y por eso gritas desde la cocina? 
No estoy rota, no tienes que intentar arreglarme; no puedes convencerme, mi idea es MÍA, me pertenece; tu no pintas nada en mi habitación, no quiero NI OLERTE.
no te escucho cantar...lalalalalalalalalalalalalalaaaa

(doy el 2º paso.)
QUE ME SUELTES!!
Voy a hacerlo, voy a saltar, quiero flotar.
No es culpa mía que tú no puedas seguirme al infinito, 
no es culpa tuya que yo haya provocado este desorden.
Si quieres verme feliz, debes dejarme el control, no puedo quedarme más tiempo aquí, son las 00:00 y tengo un avión que coger, tengo que irme, a facturar mis maletas.

(a punto de dar el 3º paso)
Miento si digo que no me apetece, miento si digo que no me importas, 
¿qué más da lo que diga hoy, si mañana ni yo voy a creérmelo?
Mira, otra sombra vino anoche a dormir a mi cabeza, dice que recuerdos para ti,
que me lleva con ella.

(3, 2, 1... despegue!)














sábado, 14 de mayo de 2011

Que yo andaba fuera de estar a tu vera.

Andando en un hilo, corriendo con prisa, con mesa para dos.
La flor se marchita, no encuentro salida y no sé si quisiera salir.
Esto no está hecho para mí: el sin ti.
Por si te pierdo dejaré señales de humo y fuego y mil prendas por el suelo.


Otra vez, exactamente igual que hace 365 días...
JODER.
¿Que coño pasa cuando se acerca el día estrella?
¿Que pájaro se te mete en la cabeza que te obliga a salir corriendo?
Siempre igual, mi paciencia se acaba chaval.
Soy fuego en tus manos y estoy tiritando.
No entiendo nada de nada, NADA, nada, N-A-D-A.
CERO.
Me coges, me dejas, me abrazas, me sueltas,..y yo te pego besos y puñetazos.
Esos somos tú y yo: putadas y amor, pereza y desvelo, lija y terciopelo.
¿Pues sabes qué?
Que en parte me da igual, porque los dos sabemos que dentro de dos semanas, o dos meses...o ¿quién sabe cuanto tiempo? 
Volverás a llamarme, a pedirme una tarde.
Y yo diré que sí,
o que no.
¿Qué hago contigo, quedamos de amigos? ¿Te chillo burradas o te escucho y te sigo?
malmalmalmalmalmalmal.
Será por tu culpa, solamente-únicamente por culpa tuya.
Tú serás el responsable de que me centre en escuchar  las voces que gritan desde las esquinas de mi habitación, que VUELE, DESPEGUE, y me aleje de ti.
Seré un cubito de hielo.
Tu te irás con OTRAS, muy parecidas entre ellas, y seguramente igual de tontas,
niñatas, que al día siguiente no sabrán ni cómo te llamas.
Y yo me quedaré aquí; 
haciendo el indio, bailando sevillanasbebiendo vodka y fumando nubes
para que ASÍ, la verja que NO me deja gritarte a la cara se deshace, y yo conseguiré POR FIN darte la patada final.

Que sí, 
que los dos sabemos bien que
ni contigo, ni sin ti.